lunes, 12 de junio de 2017

Orgiástica degustación del chef Jorge Medina















Orgía:
1. f. Festín en que se come y bebe inmoderadamente y se cometen otros excesos.
2. f. Satisfacción viciosa de apetitos o pasiones desenfrenadas.
Una verdadera cena desbordada de texturas y sabores, la degustación de Jorge Medina para el restaurante Tilingo Lingo. En esta ocasión el chef ofreció numerosos platillos del mar con influencias regionales e internacionales, resultado de su experiencia y conocimiento. Ello con el objetivo de realizar un sondeo entre los comensales para definir algunos guisos que serán integrados al menú.
Entre los que más disfrutamos mi amiga Pilar Camara y yo estuvieron el salmón y el atún almendrados con salsa de anguila, los aros de calamar al poc-chuc, el pulpo al grill, el fettuccini negro con mariscos, los ostiones en su concha, el ceviche de camarón con piña y mango, los xcatiques rellenos de marlin, los camarones asados con cebolla caramelizada y los carpaccios de callo de hacha, que acompañamos con vino, cerveza y tequila. Nunca en mi humilde vida cené tantas y variadas delicias del mar.
Me es muy difícil seleccionar entre todo esto los tres favoritos, pues la verdad cada uno presentó un balance perfecto entre sus elementos. Díganme huiro o el de los gustos sencillos, pero en mi mente y corazón estarán siempre los aros de calamar al poc-chuc, marinados con achiote y servidos con su chiltomate y cebollitas moradas asadas. Qué ricura. Cualquier decisión que tomen el chef y la propietaria, nuestra amiga Marina Ramos Andrade, será correcta y aplaudida.
Nos la pasamos increíble y recomendamos ampliamente visitar este rincón de Veracruz en Mérida. Un gusto saludar a Hernan Pech Gomez (el famoso Amigo Hache). Hasta pronto y mil gracias por la invitación.

sábado, 10 de junio de 2017

Cena asiática




Cada tres semanas (aproximadamente) la Escuela Internacional de Chefs realiza evaluaciones de módulo a sus alumnos mediante cenas dedicadas a algún país o región del mundo. En esta ocasión tocó el turno al continente asiático, con una selección de platillos de China, Japón y Tailandia, elaborados por los alumnos del sexto semestre, quienes aplicaron los conocimientos adquiridos en diversas materias para ofrecer al público un concepto integral que incluyó decoración, ambientación, organización y por supuesto mucho sabor.
Por su parte, los alumnos de segundo semestre tuvieron a su cargo la atención al público, toda vez que se trata de eventos abiertos a todo el que desee asistir.
El menú de tres tiempos se ofreció de la siguiente manera: de entrada, la opción entre sopa tailandesa y ramen japonés; de plato fuerte, una tríada de jjigae (arroz en caldo con tofu y cerdo), pan chino (al vapor relleno de camarón y germen de soya) y satay (brocheta aromática de pollo y camarón); y de postre, la opción entre pastel de matcha (pan de té con helado de leche de coco) y cheescake japonés (con reducción de frambuesa y té).
En mi labor de opinólogo tuve la oportunidad de probar todos los platillos y observar la coordinación de los muchachos, quienes hicieron gala de responsabilidad y profesionalismo. En cada bocado se distinguían los delicados ingredientes de cada guiso, y el emplatado de cada uno era bello, en armonía conceptualizada.
Fue una noche muy agradable tanto por todo lo descrito como por la compañía de los directivos de la escuela: Abigail Calafell Ceballos, Benjamin Peniche Gongora y Gerardo De La Cruz. Muchas gracias, amigos.
La próxima cena también será asiática, pero con otros platillos. Se realizará el jueves 29 y el viernes 30 de junio de 2017, a partir de las 20 horas. Pueden reservar en los teléfonos 938 00 18 y 9994928791.
La cena se ofrece en un amplio salón climatizado ubicado al interior de la escuela, ahí en Circuito Colonias, donde estaba Danesa 33.

jueves, 25 de mayo de 2017

Tilingo Lingo. Sabores de Veracruz en Mérida








Hace tres años que abrió sus puertas en Mérida el restaurante Tilingo Lingo, especializado en cocina veracruzana del mar. Es un espacio muy agradable ubicado en la colonia Campestre de Mérida, un lugar ideal para olvidarse del calor y del agitado ritmo citadino mientras disfrutas de platillos exquisitos y las más heladas cervezas. Fue hasta ayer que tuve la oportunidad de asistir con mi compadre Héctor Pérez Madrigal, por invitación de su nuevo jefe de cocina, el reconocido chef yucateco Jorge Medina, quien tiene la encomienda de optimizar la calidad de los productos, maximizar los sabores y aplicar toda su creatividad y experiencia en cada guiso. Prueba superada. Quedamos mi compadre y yo más que satisfechos, invitadísimos a regresar y, por supuesto, a recomendarlo con el corazón en la mano y el sabor en la boca. El menú es amplio y accesible, como podrán constatar en las fotos que le tomé. Comimos Arroz a la tumbada (caldoso arroz, sabroso, con mariscos), Tártara de atún con aderezo de aguacate (fresco, delicioso, adictivo) y el tradicional Pulpo en su tinta (perfectamente asustado, coloreado y consistente), todo ello en porciones súper espléndidas que nos acabamos más por gula que por hambre. Tuvimos la oportunidad de saludar a la propietaria, Marina Ramos Andrade, mujer emprendedora y visionaria con un gran amor por la cocina tradicional de Veracruz. Muchas felicidades a todo el equipo y mil gracias por sus atenciones. Que sigan los éxitos.

Cena Como agua para chocolate


Open House/Degustación de guisos de la novela/película de L. Esquivel/A. Arau.
●Torta de Navidad (chorizo y sardina)
●Champandongo (pastel azteca con mole y carne molida)
●Codornices en pétalos de rosa
●Torrejas de nata
Costo: 500 pesos. Incluye dos vasos de cerveza o copas de vino.
Fecha: viernes 2 y sábado 3 de junio de 2017, de 20 a 22 horas.
Anfitrión: Will Rodríguez, escritor y cocinero. Nuevo Yucatán, Mérida, a media cuadra del parque de San Nicolás.
Informes y reservaciones: Watsapp 9992180709 y Facebook.
Cupo limitado. 
Ven solo(a) o acompañado(a). Puntualidad. Ambiente informal.

Las mil y una noches. Tributo a la comida árabe


Open House/Degustación de guisos de Oriente Medio
●Hummus (crema de garbanzo)
●Babaganugh (puré de berenjena)
●Labne (queso de yogurt)
●Myadra (arroz con lentejas y cebolla caramelizada)
●Falafel (croqueta de garbanzos, hierbas y especias)
●Tabbule (ensalada fría de trigo y vegetales)
●Fattouche (ensalada fresca de vegetales)
●Kafta (brocheta de carne molida con especias)
●Kibbeh (frito y crudo)
●Arrollados de parra (rellenos de carne molida y arroz)
●Graibes (galletas con almendras)
Costo: 250 pesos. Incluye dos cervezas o refrescos.
Fecha: sábado 18 de marzo de 2017, de 20 a 22 horas.
Anfitrión: Will Rodríguez, escritor y cocinero. Nuevo Yucatán, Mérida.
Informes y reservaciones: Watsapp 9992180709 y Facebook.
Cupo limitado a 20 personas.
Ven solo(a) o acompañado(a). Puntualidad. Ambiente informal.

La última cena del Titanic


Selection of First Class Menu Dishes
●Vegetable Marrow Farci (Flor de calabacín rellena de papa y queso)
●Cold Asparagus Vinaigrette (Ensalada fría de espárragos con vinagreta de azafrán)
●Filet Mignon Lili (Solomillo de res con foie y alcachofas fritas)
●Waldorf Pudding (Budín Waldorf)
Costo: 400 pesos. Incluye dos copas de vino.
Fechas: viernes 24 y sábado 25 de febrero de 2017, de 20 a 22 horas.
Anfitrión: Will Rodríguez, escritor y cocinero. Nuevo Yucatán, Mérida.
Informes y reservaciones: Watsapp 9992180709 y Facebook.
Cupo limitado a 10 personas. 
Ven solo(a) o acompañado(a). Puntualidad. Ambiente informal.

sábado, 31 de diciembre de 2016

El Marinero




El Marinero es un lugar con muchos años en la colonia Carranza y por ello un referente de la zona. Hace muchos años que no lo visitaba hasta ayer que fui con amigos. Lo recordaba como una coctelería y marisquería, pero veo que ha cambiado su concepto hacia el de meramente cantina, aunque conserva el nombre de algo que nos refiere al mar. La botana no es muy abundante, pero está bien preparada, y la atención es buena. Amerita pedir alguna orden de comida para poder llenar la panza. La verdad no vi el menú, pero lo que se nos ofreció y ordenamos fueron costillas de cerdo asadas y poc chuc, la verdad muy ricos, pero igualmente en porciones pequeñas que dicen ser de un kilo y no lo son. Ignoro si tienen comida del mar. Se encuentra a un costado del parque, sobre la calle 40. El ambiente no lo sentí familiar, sólo había hombres y creo que dos meseras en la terraza que tienen al fondo. Precios bajos, a todo dar. A 25 pesos la cerveza.