lunes, 24 de julio de 2017

La noche de los mayas

Foto: Miguel Medina Gary

Cena prehispánica en el cenote Yaxbacaltún
Ts'ootobilchaay yéetel u je' beech',  xpéelonil táamali' yéetel u le' ma'ak'ulan (tamalitos de chaya con huevos de codorniz y de frijol nuevo con hoja santa).
U chimolei kay (filete de pescado al recado negro con ensalada fresca de hortalizas).
Óonsikli kéej (pipián de venado de granja).
Ch'ujkil ts'íim, ta'uch yéetel iswaaj (dulce de yuca y zapote negro sobre galleta fina de maíz).
Costo: 1000 pesos p/p. Incluye transporte Mérida-Homún-Mérida y dos cervezas o refrescos.
Fechas: viernes 11 y sábado 12 de agosto de 2017, de 20 a 22 horas (salida 18:45 de Macroplaza).
Organizador: Will Rodríguez, escritor y cocinero.
Informes y reservaciones: Watsapp 9992180709, Facebook, peninsulagastronomica.blogspot.com
Cupo limitado. Ven solo(a) o acompañado(a). Puntualidad.

sábado, 15 de julio de 2017

Degustación en Macondo







Anoche asistimos a la degustación de hamburguesas y embutidos del chef argentino Martín Marcial para el bar literario Macondo, convocados por nuestro amigo el escritor Adolfo Calderon Sabido, quien con el espíritu emprendedor que lo caracteriza tuvo a bien realizar un sondeo para definir su nuevo menú. La idea fue seleccionar una de tres hamburguesas: vegana de arroz con lentejas, res con manzana, y pollo con especias. De antemano el consejo que le dimos fue que no sea una, sino dos las definitivas: de cajón la vegana, pues dado el concepto cultural del establecimiento se antoja esa opción como algo atractivo; y la segunda entre la de res y la de pollo. La sorpresa fue que al tomar las órdenes la vegana fue por mucho la menos solicitada, ya que la res y el pollo se la llevaron de calles al grado de poner en duda la viabilidad de dejarla como definitiva. La mayoría de los comensales pedimos de res. Sin embargo la segunda gran sorpresa fue que al compartirnos pedazos de cada una y probarlas, la de pollo fue la más rica, seguida, a mi gusto, de la vegana y por último la de res, que dicho sea de paso no estaba nada mal, sino un tanto salada. La definición quedará en manos de Fito, entiendo que con base en la mayoría de los comentarios recibidos. El complemento de las hamburguesas estuvo integrado por papas y chayotes al vapor bañados con salsa alioli, lo cual nos pareció una excelente propuesta en lugar de las papas fritas. Aparte nos sirvieron chistorra y chorizos argentinos con queso y una propuesta de hot dog con una salchicha de excelente calidad. Con respecto a los aderezos, nos ofrecieron seis: el mencionado alioli, mayonesa de chipotle, pepinos en escabeche dulce, frijoles bayos refritos, chucrut y chimichurri. A mi parecer estos dos últimos los menos afortunados, por lo que recomiendo elegir entre los cuatro primeros. Compartimos mesa el escritor, enólogo y gastrónomo Roberto Azcorra Camara, la diseñadora Nayeli Morales Palma, la joven artista Karla Osorio Morales y un servidor. En otras mesas estaban personas también relacionadas con el arte, la comida y la bebida. Muchas gracias, Fito, y toda la suerte. Todo estuvo delicioso.

miércoles, 12 de julio de 2017

La Martina, parrilla moderna







La Martina se suma a la creciente y atractiva oferta gastronómica del corredor de Av. Yucatán, que abarca desde Los Pinos, La Florida y la Colonia Maya hasta el periférico norte/oriente de Mérida. En este caso tenemos un sitio dedicado a los cortes argentinos, enmarcado en una arquitectura rústica pero de buen gusto que da una sensación industrial posmoderna, con la cocina y parrilla detrás de un gran cristal que permite apreciar la actividad de los cocineros. Asistimos en grupo grande, de unos 40 maestros, compañeros del Centro de Educación Artística, precisamente para celebrar el Día del Maestro. Una semana antes se nos dio a escoger el menú de manera individual, básicamente entre pasta con atún, arrachera o churrasco. Yo pedí churrasco y lo disfruté mucho, tenía un sabor exquisito, acompañado en el mismo plato con cebolla entera asada y papas cambray condimentadas. Monocromático en su presentación, le faltó algo verde que le diera vida y lo hiciera más atractivo. El término en general para todos los cortes fue de tres cuartos, lo cual uno como cliente debe comprender (¿será?) cuando se asiste en tan numeroso grupo, pues quizás el servicio se atrasaría mucho si cada persona pidiera un término determinado. Pero bueno, aquí el detalle que vale la pena mencionar es que aun con la anticipada selección del menú y la nada despreciable cantidad de cocineros y meseros, la llegada de los platos fue muy lenta para el 10% de los comensales, lo cual resultó un tanto incómodo, pues debía uno empezar a comer para que no se enfriara la carne, pero el compañero de al lado no tenía nada... Faltaron asimismo unas buenas salsas o chimichurris; de este último nos dieron unos cuantos platitos como para la Barbie y para compartir, cuando por su tamaño debieron ser individuales. Pocas tortillas y cero pan. Previamente, de entrada, queso fundido con chistorra que nos "peleamos" alcanzar, y el postre fue un budín muy rico. Finalmente todos comimos delicioso y pasamos un rato agradable. Las porciones estuvieron bien servidas, por lo que no nos quedamos con hambre. Recomiendo este restaurante, aunque no sé cómo esté de precios, pues al ser invitado por la institución no fue necesario revisar el menú. Regresaría en petite comité para recibir seguramente una mejor atención y volver a disfrutar de sus sabores.

lunes, 12 de junio de 2017

Orgiástica degustación del chef Jorge Medina















Orgía:
1. f. Festín en que se come y bebe inmoderadamente y se cometen otros excesos.
2. f. Satisfacción viciosa de apetitos o pasiones desenfrenadas.
Una verdadera cena desbordada de texturas y sabores, la degustación de Jorge Medina para el restaurante Tilingo Lingo. En esta ocasión el chef ofreció numerosos platillos del mar con influencias regionales e internacionales, resultado de su experiencia y conocimiento. Ello con el objetivo de realizar un sondeo entre los comensales para definir algunos guisos que serán integrados al menú.
Entre los que más disfrutamos mi amiga Pilar Camara y yo estuvieron el salmón y el atún almendrados con salsa de anguila, los aros de calamar al poc-chuc, el pulpo al grill, el fettuccini negro con mariscos, los ostiones en su concha, el ceviche de camarón con piña y mango, los xcatiques rellenos de marlin, los camarones asados con cebolla caramelizada y los carpaccios de callo de hacha, que acompañamos con vino, cerveza y tequila. Nunca en mi humilde vida cené tantas y variadas delicias del mar.
Me es muy difícil seleccionar entre todo esto los tres favoritos, pues la verdad cada uno presentó un balance perfecto entre sus elementos. Díganme huiro o el de los gustos sencillos, pero en mi mente y corazón estarán siempre los aros de calamar al poc-chuc, marinados con achiote y servidos con su chiltomate y cebollitas moradas asadas. Qué ricura. Cualquier decisión que tomen el chef y la propietaria, nuestra amiga Marina Ramos Andrade, será correcta y aplaudida.
Nos la pasamos increíble y recomendamos ampliamente visitar este rincón de Veracruz en Mérida. Un gusto saludar a Hernan Pech Gomez (el famoso Amigo Hache). Hasta pronto y mil gracias por la invitación.

sábado, 10 de junio de 2017

Cena asiática




Cada tres semanas (aproximadamente) la Escuela Internacional de Chefs realiza evaluaciones de módulo a sus alumnos mediante cenas dedicadas a algún país o región del mundo. En esta ocasión tocó el turno al continente asiático, con una selección de platillos de China, Japón y Tailandia, elaborados por los alumnos del sexto semestre, quienes aplicaron los conocimientos adquiridos en diversas materias para ofrecer al público un concepto integral que incluyó decoración, ambientación, organización y por supuesto mucho sabor.
Por su parte, los alumnos de segundo semestre tuvieron a su cargo la atención al público, toda vez que se trata de eventos abiertos a todo el que desee asistir.
El menú de tres tiempos se ofreció de la siguiente manera: de entrada, la opción entre sopa tailandesa y ramen japonés; de plato fuerte, una tríada de jjigae (arroz en caldo con tofu y cerdo), pan chino (al vapor relleno de camarón y germen de soya) y satay (brocheta aromática de pollo y camarón); y de postre, la opción entre pastel de matcha (pan de té con helado de leche de coco) y cheescake japonés (con reducción de frambuesa y té).
En mi labor de opinólogo tuve la oportunidad de probar todos los platillos y observar la coordinación de los muchachos, quienes hicieron gala de responsabilidad y profesionalismo. En cada bocado se distinguían los delicados ingredientes de cada guiso, y el emplatado de cada uno era bello, en armonía conceptualizada.
Fue una noche muy agradable tanto por todo lo descrito como por la compañía de los directivos de la escuela: Abigail Calafell Ceballos, Benjamin Peniche Gongora y Gerardo De La Cruz. Muchas gracias, amigos.
La próxima cena también será asiática, pero con otros platillos. Se realizará el jueves 29 y el viernes 30 de junio de 2017, a partir de las 20 horas. Pueden reservar en los teléfonos 938 00 18 y 9994928791.
La cena se ofrece en un amplio salón climatizado ubicado al interior de la escuela, ahí en Circuito Colonias, donde estaba Danesa 33.

jueves, 25 de mayo de 2017

Tilingo Lingo. Sabores de Veracruz en Mérida








Hace tres años que abrió sus puertas en Mérida el restaurante Tilingo Lingo, especializado en cocina veracruzana del mar. Es un espacio muy agradable ubicado en la colonia Campestre de Mérida, un lugar ideal para olvidarse del calor y del agitado ritmo citadino mientras disfrutas de platillos exquisitos y las más heladas cervezas. Fue hasta ayer que tuve la oportunidad de asistir con mi compadre Héctor Pérez Madrigal, por invitación de su nuevo jefe de cocina, el reconocido chef yucateco Jorge Medina, quien tiene la encomienda de optimizar la calidad de los productos, maximizar los sabores y aplicar toda su creatividad y experiencia en cada guiso. Prueba superada. Quedamos mi compadre y yo más que satisfechos, invitadísimos a regresar y, por supuesto, a recomendarlo con el corazón en la mano y el sabor en la boca. El menú es amplio y accesible, como podrán constatar en las fotos que le tomé. Comimos Arroz a la tumbada (caldoso arroz, sabroso, con mariscos), Tártara de atún con aderezo de aguacate (fresco, delicioso, adictivo) y el tradicional Pulpo en su tinta (perfectamente asustado, coloreado y consistente), todo ello en porciones súper espléndidas que nos acabamos más por gula que por hambre. Tuvimos la oportunidad de saludar a la propietaria, Marina Ramos Andrade, mujer emprendedora y visionaria con un gran amor por la cocina tradicional de Veracruz. Muchas felicidades a todo el equipo y mil gracias por sus atenciones. Que sigan los éxitos.

Cena Como agua para chocolate


Open House/Degustación de guisos de la novela/película de L. Esquivel/A. Arau.
●Torta de Navidad (chorizo y sardina)
●Champandongo (pastel azteca con mole y carne molida)
●Codornices en pétalos de rosa
●Torrejas de nata
Costo: 500 pesos. Incluye dos vasos de cerveza o copas de vino.
Fecha: viernes 2 y sábado 3 de junio de 2017, de 20 a 22 horas.
Anfitrión: Will Rodríguez, escritor y cocinero. Nuevo Yucatán, Mérida, a media cuadra del parque de San Nicolás.
Informes y reservaciones: Watsapp 9992180709 y Facebook.
Cupo limitado. 
Ven solo(a) o acompañado(a). Puntualidad. Ambiente informal.